Comienza la campaña del atún. En La Brújula seleccionamos los de mayor calidad y menor tamaño de la variedad Yellowfin, aleta amarilla o atún claro. Preparación, limpieza y enlatado se efectúan a mano para dar como resultado un producto único.

Disponemos de troncos de atún, con el único añadido de un aceite de oliva especialmente suave, y nuestra sabrosa ventresca, la parte más grasa y jugosa de este pescado tan consumido en los hogares.

El tiempo hace que estos productos ganen en la lata complejidad y sutileza.

Ensaladas, empanadillas o sandwiches parecen ser el destino obligado del atún claro en aceite de oliva a pesar de sus posibilidades infinitas. Una fina capa de ensaladilla sobre la que se eleve un buen tronco de atún o unas láminas de ventresca permitirán apreciar mejor la calidad de este pescado.

Maridaje

Una manzanilla, un albariño o un verdejo, entre otros blancos, servirán para realzar sabores.