Andalucía es un microcosmo en sí misma, en pocos kilómetros encontramos todos los aspectos físicos que la naturaleza es capaz de ofrecer, toda la belleza en su máximo esplendor, rincones cálidos junto al mar Mediterráneo o la fría brisa de las cumbres heladas de Sierra Nevada, el desierto de Almería o la sierra onubense.

Es precisamente en esta sierra donde el paraíso verde, que es el Parque Natural de la Sierra de Aracena, hace su aparición con sus innumerables dehesas declaradas Reserva de la Biosfera por la Unesco, un parque natural de insólita y exclusiva belleza que transmiten tranquilidad y paz a través de sus bosques de flora autóctona de árboles, como las robustas encinas los fuertes robles o los hermosos y míticos castaños.

Este parque natural de la provincia de Huelva forma parte de la Reserva de la Biosfera Dehesas de Sierra Morena, adherido a la carta Europea de Turismo Sostenible (CETS), declarado Lugar de Interés Comunitario y Zona de Especial protección para las Aves.

Con una extensión de más de 186 ha es el segundo en importancia en Andalucía, detrás del Parque Natural de la Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas. Recibe las aguas de la cuenca del Guadalquivir a través del Rivera de Huelva, de la del Guadiana, gracias a los ríos Caliente, Río Múrtigas y el Ingenio, y de la cuenca hidrográfica del Odiel con el Rivera de Linares y el Rivera de Santa Ana.

Con este escenario es fácil suponer que esta sierra tenga la consideración de riqueza natural de un valor incalculable en el que aprovechan para criar especies de mamíferos tan emblemáticos como los meloncillos, las ginetas o las nutrias, y aves como los buitres, los milanos y las cigüeñas negras.

Las dehesas

Pero sin lugar a duda, el paisaje que predomina toda esta sierra y el que despierta mayor interés es el de las dehesas. Son estos espacios a medio camino entre lo salvaje y lo trasformado por el hombre lo que da a este entorno serrano su peculiaridad, favoreciendo la cría del cerdo ibérico, máximo exponente, junto al aceite de oliva, de la idiosincrasia propia de esta serranía, y alrededor de la cual ha crecido una industria que es la base económica de muchos de los pueblos de la comarca, como pueden ser Cumbres Mayores y Jabugo entre otros.

Es obligado por tanto para todo turista, toda visita, y todo viajero que pase por aquí probar sus exquisitos embutidos y, por supuesto, su jamón con Denominación de Origen Huelva criado en estos espacios sanos, amplios y naturales.

Y para probarlo como se merece, lo más acertado es acercarse a uno de los restaurantes de referencia de toda la comarca; Jamonería La de los Alcalareños y que está actualmente ubicada en la antigua Venta de Aracena, en la rotonda de entrada desde Sevilla. El lugar ideal para probar el mejor jamón de la comarca y acompañado de los deliciosos platos creados a partir de los productos autóctonos de la propia sierra de Aracena y los Picos de Aroche, como los quesos, las verduras de la huerta o las setas del bosque.aracena-marimateo1

Un lugar perfecto para reponer fuerzas y energías y continuar con nuestra aventura entre dehesas. El caminante que disfrute del placer del senderismo encontrará aquí cumplido su deseo de perderse en el tiempo y en el espacio verde de la masa forestal, en la tranquilidad, la paz y la desconexión.

El excursionista asistirá no sin cierta sorpresa el cambio paisajístico que ocurrirá ante sí a medida que cambien la altitud y la humedad. Las dehesas de encinas irán dando paso paulatina y mágicamente a los alcornoques, a mayor altitud aparecerán los bosques de robles rebollos, por su parte, junto al cauce de los ríos crecen los altos y esbeltos chopos, fresnos, sauces y alisos entre zarzas y una marabunta de plantas trepadoras, creando zonas de especial belleza para el descanso de los visitantes.

Los senderos, la mejor forma de conocer esta sierra

Aunque el paseo por coche por estas pequeñas y curvilíneas carreteras es algo hermoso y relajante, te pedimos que aparques el coche, apagues el motor y escuches el silencio, respires los profundos aromas que vienen de los árboles y de las flores y elijas un de los muchos senderos que se abren para ti en la Sierra de Aracena y los picos de Aroche.

Nada menos que 600 kilómetros de caminos, lo que lo convierte en una de las redes de senderos más extensa de Andalucía. Olvídate de todo y saca a relucir tu más amplia sonrisa, llena tus pulmones de salud y extasíate en la naturaleza que te va a rodear por todo este deslumbrante paraíso natural.

Más de 180.000 hectáreas de terreno te esperan por descubrir. Senderos como el que une a través de una ruta circular de 18 kilómetros los pueblos de Fuenteheridos, Galaroza y El Castaño del Robledo, considerada una de las rutas más bonitas de esta sierra.

Otro sendero que elegir es la que atraviesa Alajar hasta el Castaño del Robledo por Casares, de 17 kilómetros, también circular y con una dificultad baja. La verdad es que es muy difícil decantarse por una ruta u otra de todas las que te ofrece esta sierra, ya que cada pueblo tiene una o varias que unen diferentes sitios y atraviesa lugares de fantasía a cada cual más espectacular.

Elijas la que elijas, completa la aventura con un buen picnic a medio camino, bajo una encina o un alcornoque, comiendo los productos de la zona y tomándole el verdadero pulso y sabor al lugar donde estás, y sobre todo, nunca dejes nada que haya venido contigo, deja el lugar tan limpio o más a como te lo encontraste cuando llegaste, la naturaleza se merece tu respeto, y entre todos tenemos la obligación de mantener el patrimonio natural intacto, lo más hermoso y limpio que podamos.